Es necesario señalar que el presente documento tiene la intención de servir como guía general, sobre los aspectos tributarios más relevantes e informar sobre los requisitos generales para llevar a cabo actividades comerciales en la República de Panamá.

En vista de lo anterior resultaría necesario evaluar el negocio específico a desempeñar, a fin de determinar si se trata de alguna actividad regulada que requiera algún otro permiso o licencia especial para operar.

Aspectos tributarios:

  1. Impuesto Sobre la Renta (ISR)

En Panamá, el régimen tributario es de carácter territorial. Ello significa que, salvo algunas excepciones puntuales, sólo es renta gravable la renta de fuente panameña, es decir aquella producida dentro del territorio de la República de Panamá.

El total de ingresos gravables es el monto que resulta de restar del total de ingresos del contribuyente los ingresos exentos y/o no gravables, y los ingresos de fuente extranjera.

Tasa: Las personas jurídicas deben pagar ISR a una tasa del 25% sobre la que resulte mayor entre:

Cálculo: (i) La renta neta gravable que resulte de restar de los ingresos gravables, los gastos y erogaciones deducibles, así como deducciones por créditos o arrastres de pérdida; y (ii) La renta neta gravable que resulte de aplicar al total de ingresos gravables el 4,67%.

En caso que la persona jurídica genere ingresos gravables anuales inferiores a $1,5 millones, no estará obligada a aplicar el método indicado en el punto (ii) anterior.

Exención de intereses: Los intereses que se paguen o se reconozcan sobre los depósitos de cuentas de ahorro o de cualquier otra índole que se mantengan en las instituciones bancarias establecidas en Panamá no pagan ISR.

Declaración Jurada y término de presentación: La Declaración Jurada de Rentas que una persona jurídica haya obtenido durante un año gravable debe ser presentada al 31 de marzo del año siguiente Para la mayoría de las empresas el año fiscal va con el año calendario regular, aunque puede solicitarse la aprobación de un año fiscal diferente.

Dicha declaración debe incluir los dividendos o participaciones que haya distribuido entre sus accionistas o socios y los intereses pagados a sus acreedores. Además, deberá acompañarse una declaración estimada de la renta que obtendrá en el año siguiente. De no presentar su declaración jurada de renta dentro del término fijado la sociedad puede ser sancionada con multa de $100 a $1.000, así como con recargos e intereses en caso de que la presentación tardía de la declaración lleve a no pagar impuestos oportunamente.

El monto del impuesto puede ser pagado mediante un solo pago o en tres (3) partidas iguales, en cuyo caso los pagos deberán hacerse a más tardar en las siguientes fechas: La primera partida seis (6) meses después de terminado el período fiscal en que se obtuvo la renta; la segunda, nueve (9) meses después, y la tercera doce (12) meses después. La omisión del pago del ISR en los plazos fijados conlleva un interés moratorio por mes o fracción del mes de dos (2) puntos porcentuales sobre la tasa de referencia del mercado que indique la Superintendencia de Bancos de Panamá, más un recargo del 10%.

  1. Remesas al extranjero

Se considera renta gravable los ingresos (i.e. remesas) recibidos por personas naturales y jurídicas domiciliadas fuera de Panamá, por servicios prestados dentro o fuera de Panamá, en la medida en que dichos servicios beneficien a personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, ubicadas en Panamá y que los pagos sean considerados gastos deducibles por éstas.

En estos casos, el ISR debe ser retenido por la persona natural o jurídica ubicada en Panamá que hace el pago al extranjero. La tasa a ser aplicada es la misma que se señala para personas jurídicas (25%), pero dicha tasa se aplica sólo sobre el cincuenta por ciento (50%) de la suma a ser remitida al extranjero.

Igual tratamiento reciben los intereses y demás cargos por razón de préstamos o financiamiento pagados o acreditados a un acreedor extranjero cuando el préstamo es utilizado económicamente en Panamá.

  1. Impuesto Sobre la Transferencia de Bienes, Muebles y Servicios (Itbms)

La transferencia de bienes corporales, muebles y la prestación de servicios están sujetas a un impuesto del siete por ciento (7%) conocido como Itbms.

Dichas transferencias y servicios son gravados con el Itbms cuando se realizan en territorio panameño, independientemente del lugar en que se haya celebrado el contrato y del domicilio, residencia o nacionalidad de quienes hayan intervenido en las operaciones.

Para efectos del Itbms, el contribuyente es la persona designada por la ley para exigir y/o retener a otra persona, y/o responder ante la autoridad fiscal, por la recaudación o pago del impuesto causado en la realización de un hecho gravado.

Los contribuyentes cuyo ingreso bruto anual sea inferior a $36.000,00 no estarán obligados a actuar como contribuyente del Itbms. La liquidación y pago del Itbms será presentada por el contribuyente dentro de los quince (15) días calendarios siguientes al vencimiento del mes anterior mediante una declaración-liquidación de sus operaciones gravadas con el Itbms.

Cabe mencionar que para efectos de la declaración y liquidación del impuesto, el contribuyente puede computar como crédito fiscal (i) la suma del Itbms incluido en las facturas de compra realizadas en el mercado interno de bienes y servicios correspondientes al mismo período, y (ii) el Itbms pagado en el período con motivo de la importación de bienes. 

  1. Impuesto de dividendo

El impuesto sobre dividendos se paga a una tasa de:

(i) Diez por ciento (10%) sobre las utilidades que se distribuyan provenientes de fuente panameña; y,

(ii) Cinco por ciento (5%) sobre las utilidades que se distribuyan provenientes de las siguientes rentas exentas de ISR:

  1. Intereses pagados o acreditados sobre valores emitidos por el Estado y las utilidades provenientes de su enajenación;
  2. Intereses que se reconozcan o paguen sobre depósitos bancarios mantenidos en Panamá; y,
  3. Renta extranjera o renta de actividades de exportación. Siempre que se distribuyan dividendos se debe agotar primero las rentas de fuente panameña antes de repartir dividendos de las rentas de operaciones exentas, exteriores o de exportación.

Ganancias retenidas: Cuando una sociedad no distribuye sus utilidades o cuando la suma total distribuida es menor del cuarenta por ciento (40%) de las ganancias netas menos el impuesto sobre la renta pagado (es decir, renta neta después de impuestos), aplicará un impuesto complementario y la sociedad deberá retener y pagar al fisco el diez por ciento (10%) de la diferencia. Es decir, la sociedad siempre debe retener y pagar impuesto de dividendo, aunque no haga distribución alguna, sobre por lo menos el cuarenta por ciento (40%) de su renta neta después de impuestos.

En aquellos casos en los que incida la retención del Impuesto de dividendo a la tasa del cinco por ciento (5%) y no se distribuyan dividendos o que la suma distribuida sea menor al veinte por ciento (20%) del monto de las ganancias netas del periodo fiscal, se deberá cubrir el diez por ciento (10%) de la diferencia.

  1. Impuesto de inmuebles

Los bienes inmuebles son gravados con un impuesto anual cuya tarifa es calculada con una tabla progresiva, así:

(i) 1,75% sobre la base imponible excedente de $30.000 hasta $50.000.

(ii) 1,95% sobre la base imponible excedente de $50.000 hasta $75.000.

(iii) 2,10% sobre la base imponible excedente de $75.000.

Se entiende como base imponible la suma del valor del terreno y la mejora construida si la hubiera.

No obstante, aquellos bienes muebles que hayan sido objeto de un avalúo voluntario por para de su propietario, la tarifa progresiva combinada aplicable es la siguiente:

(i) 0,75% sobre la base imponible excedente de $30.000 hasta $100.000.

(ii) 1% sobre la base imponible excedente de $100.000.

  1. Impuesto de Aviso de Operación

El ejercicio del comercio está sujeto a un impuesto anual denominado impuesto de Aviso de Operación, que se calcula sobre el dos por ciento (2%) del capital de la empresa, con un mínimo de $100 y un máximo de $60.000.

Se considera capital el activo neto, al cierre del respectivo periodo fiscal. Activo neto es la diferencia que existe entre el activo total y el pasivo total, entendiéndose que no se incluirá en el pasivo total, para propósitos del Impuesto, las sumas que una sucursal o subsidiaria adeuda a una compañía filial madre establecida en el exterior.

Para los efectos de este impuesto, se presentará una Declaración Jurada dentro de los tres (3) primeros meses siguientes al cierre de cada periodo fiscal y el pago deberá hacerse en conjunto con la presentación de la Declaración Jurada del Impuesto Sobre la Renta.

  1. Impuestos municipales

Son gravables por los municipios con impuestos y contribuciones todas las actividades industriales, comerciales o lucrativas de cualquier clase que se realicen en el distrito. Por lo tanto, toda persona natural o jurídica que establezca dentro del distrito un negocio, empresa o actividad gravable, está obligada a informarlo de inmediato a la Tesorería Municipal para su clasificación y registro respectivo.

Los tributos municipales se clasifican en tasas e impuestos. Las tasas son los tributos que el municipio impone a personas naturales o jurídicas por recibir de él servicios administrativos. Los impuestos son los tributos que el municipio impone a personas naturales o jurídicas por realizar actividades industriales, comerciales o lucrativas de cualquier clase.

Los impuestos, contribuciones, rentas y tasas son fijadas por los municipios por mes y se calculan sobre la base de las ventas brutas anuales y en función de la actividad comercial. Tales impuestos, contribuciones, rentas y tasas deberán pagarse durante el mes corriente.

  1. Impuesto de timbre

Salvo algunas excepciones, toda la documentación que evidencia un acto sujeto a la jurisdicción fiscal panameña paga impuesto de timbre. Como regla general, este impuesto se paga a la tasa de $0,10 por cada $100, o fracción de $100, del valor de la transacción documentada. No obstante, los actos gravados con el Itbms, así como las facturas, generalmente están exentos de pagar este Impuesto.

  1. Tasa Única de Sociedades

Con excepción de las organizaciones sin fines de lucro, cooperativas y sociedades civiles, todas las personas jurídicas inscritas en el Registro Público de Panamá, sean nacionales o extranjeras, pagarán, una tasa única anual de $300,00 para mantener la plena vigencia.

La tasa única, a partir del segundo año, se pagarán así:

(i) Hasta el 15 de julio de cada año, por la persona jurídica cuya fecha de inscripción del pacto social o documento constitutivo en el Registro Público de Panamá corresponda a los meses desde enero hasta junio, inclusive.

(ii) Hasta el 15 de enero de cada año, por la persona jurídica cuya fecha de inscripción del pacto social o documento constitutivo en el Registro Público de Panamá corresponda a los meses desde julio hasta diciembre, inclusive.

Los pagos fuera de las fechas indicadas generarán un recargo de $50,00 por cada año de retraso con un cargo adicional de $300,00 cada tres años de retraso en el pago. 

  1. Régimen de facturas en Panamá

Es obligatoria la expedición de facturas para documentar toda operación relativa a transferencias, devoluciones, descuentos, venta de bienes y prestación de servicios por parte de las personas residentes en el territorio panameño. Todas las facturas deben ser emitidas a través de impresoras fiscales compradas a proveedores debidamente autorizados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El programa o software que se vaya a utilizar para el manejo e impresión de facturas debe ser igualmente aprobado por parte del Ministerio de Economía y Finanzas.

Requisitos con los que deben cumplir las facturas:

  1. La denominación que corresponda según el tipo de documento, sea factura o recibo.
  2. La numeración consecutiva y única por punto de facturación.
  3. El número de registro de la impresora fiscal.
  4. El nombre y apellido o razón social, domicilio y número de Registro Único de Contribuyente del emisor de la factura.
  5. La fecha (en formato de día, mes y año) de emisión de la factura o documento equivalente.
  6. La descripción de la operación con indicación de cantidad y monto. Podrá omitirse la cantidad en aquellas operaciones que por sus características no pueda expresarse.
  7. El desglose del Itbms, del impuesto selectivo al consumo y de cualquier otro impuesto que aplique.
  8. El valor individual de la transferencia, la venta de los bienes o la prestación del servicio, y la suma total de la factura.
  9. El logotipo fiscal.
  10. En los casos en que se carguen o cobren conceptos adicionales, que se realicen descuentos, bonificaciones, anulaciones y cualquier otro ajuste al precio o remuneración convenidos, la descripción y valor de éstos. 
  1. Tratados para Evitar la Doble Tributación Internacional

La República de Panamá ha suscrito múltiples Convenios para Evitar la Doble Tributación Internacional, que en términos generales persiguen evitar que una misma renta sea gravada en más de un Estado permitiendo acreditar el impuesto sobre la renta pagado en Panamá hacia cualquier impuesto sobre la renta adeudado en otro país signatario sobre el mismo ingreso de fuente panameña. 

  1. Incentivos Fiscales

Ciertas industrias reciben incentivos fiscales para estimular la inversión, como la agricultura, el turismo, la minería, la exportación de mercancías no tradicionales, la generación de energía, la construcción y operación de concesiones gubernamentales, el procesamiento y almacenamiento de productos derivados de petróleo, el sector marítimo, la industria manufacturera, y la reforestación.

También existen Zonas Económicas Especiales en diferentes puntos estratégicos del país que reciben beneficios fiscales, migratorios y laborales orientados a promover el desarrollo de actividades económicas específicas.